Porqué un costoso error volvió mi sueño realidad…

 

9

Llevo más de dos meses intentando escribir éste post. Lo he hecho de mil y un maneras para terminar borrándolo y escribiendo todo de nuevo. Ahora que la marea de trabajo está bajando y que hay un par de cosas que me tienen muy feliz en ésta semana, lo intentaré una vez más.

Hace poco leí una frase que habla de como debemos convertir nuestros errores en lecciones. Estos últimos dos años y medio han sido para mi como un maratón de “lecciones” y la del año pasado ha sido de las que más me ha costado superar. Un error que al día de hoy me sigue costando dinero, pesadillas y que me daba mucha pero mucha pena contar. Es hasta hoy que tengo el valor de sentarme y escribirlo como un recordatorio a mi misma de que cuando sienta que las cosas van de mal en peor…al final todo estará bien.

En abril del año pasado, empecé a alejarme un poco de casa porque comenzaba mi etapa de trabajar en la Riviera Maya y explorar el mundo subacuático que siempre fue uno de mis sueños (si eres fotógrafo, te recomiendo que tomes aire…aunque posiblemente ya te desmayaste con la foto de portada). Una novatada al no conocer bien los territorios que pisaba, me llevó a terminar en el fondo de un cenote…con todo y cámara. Estando en medio de una sesión (donde afortunadamente había más cámaras disponibles para terminarla) recuerdo salir del agua sintiéndome como en medio de una pesadilla, todo sucedía en cámara lenta. En unos segundos y por una mala pisada, había perdido mi equipo y sobre todo la seguridad. Me empecé a preguntar: ¿realmente esto es para mi?

No lloré, era más mi coraje…creo que lloré hasta que cómo es de esperarse, Nikon me llamó para decirme que el equipo no tuvo reparación, aunque en ese momento eso era lo de menos. Aquí entendí (primera lección) que el equipo no es lo más importante. Ese cuesta mucho, pero con sacrificios y el apoyo de la gente que nos rodea, se puede reponer. Lo verdaderamente difícil, es “reparar” el golpe en tu autoestima. Superar el trauma de haber perdido todo, la primera vez que lo intenté…el miedo de acercarme a cualquier lugar que tuviera agua durante algunos meses, cuando mi sueño era precisamente ese, ha sido una de las pruebas más difíciles en mi camino como fotógrafa.

Un buen amigo me dijo, que una de las virtudes más grandes que ve en mi es que soy terca (otros me han dicho que es un defecto) y ambas partes están en lo correcto. Amo el agua, amo las fotos y aceptar que lo que me pasó, además de ser un error, es señal de que lo estoy intentando, fue poco a poco cambiando mi mentalidad (segunda lección).  Recuerdo que un día de lluvia y después de platicar con ese amigo pensé: lo que viene no será fácil, pero lo voy a intentar. Siempre me he considerado una persona positiva. Aún en las adversidades, encuentro la forma de sacar lo bueno, cuando siento que no puedo más encuentro un escaloncito de dónde agarrarme para subir de nuevo. Mi amor por la fotografía, el agua y sobre todo hacer realidad mis sueños, han sido esos escalones.

Aprender de lo que me pasó me ha llevado a ser mil veces más precavida, estar más atenta, a aprender a nadar (algo que siempre había querido hacer) y sobre todo, a perder el miedo y además poder ayudarles a algunos colegas que van por primera vez con consejos, técnicas y asistiéndolos en sus sesiones con algunos consejos y tips.

Hace mucho tiempo que quería hacer un proyecto personal, y a finales del año pasado se me ocurrió hacerle un homenaje en agradecimiento a ese pequeño accidente que me ha dado muchas lecciones…así que aquí está. Gracias a la vida por todas y cada una de mis lecciones y futura Karla: si estás leyendo esto en un momento difícil, en un momento de duda, si has perdido algo sólo recuerda…todo estará bien!!!

 

inspiración,fotografos,nikon,historias,fotografos de boda, blogs para fotografos, motivacion, camara, underwater, subacuático,fotógrafa, Riviera Maya, Saltilloinspiración,fotografos,nikon,historias,fotografos de boda, blogs para fotografos, motivacion, camara, underwater, subacuático,fotógrafa, Riviera Maya, Saltilloinspiración,fotografos,nikon,historias,fotografos de boda, blogs para fotografos, motivacion, camara, underwater, subacuático,fotógrafa, Riviera Maya, Saltilloinspiración,fotografos,nikon,historias,fotografos de boda, blogs para fotografos, motivacion, camara, underwater, subacuático,fotógrafa, Riviera Maya, Saltilloinspiración,fotografos,nikon,historias,fotografos de boda, blogs para fotografos, motivacion, camara, underwater, subacuático,fotógrafa, Riviera Maya, Saltilloinspiración,fotografos,nikon,historias,fotografos de boda, blogs para fotografos, motivacion, camara, underwater, subacuático,fotógrafa, Riviera Maya, Saltilloinspiración,fotografos,nikon,historias,fotografos de boda, blogs para fotografos, motivacion, camara, underwater, subacuático,fotógrafa, Riviera Maya, Saltilloinspiración,fotografos,nikon,historias,fotografos de boda, blogs para fotografos, motivacion, camara, underwater, subacuático,fotógrafa, Riviera Maya, Saltilloinspiración,fotografos,nikon,historias,fotografos de boda, blogs para fotografos, motivacion, camara, underwater, subacuático,fotógrafa, Riviera Maya, Saltillo

Agradecimientos:

A mis papás, siempre

Samuel Luna: Por todo tu apoyo emocional y en equipo en todo éste proceso, por hacerme sentir acompañada y respaldada en todo momento

y por no dejarme bajar la guardia. Por ser el autor de estas fotos. Gracias siempre!

Vestido por: Adriana Roa Fashion Designer

Fotografía por: Samuel Luna Photography

Asistentes: Lorenzo Pérez y Joaquín Mastrand, gracias por siempre estar al pie del cañón!

Locación: Cenote Cristalino

Déjame un comentario 🙂
¡Comparte mi trabajo!
Contact|Share|Pin It|Back to Top
F a c e b o o k